Ministerio del Interior, Carabineros de Chile y William Bratton lanzaron Sistema Táctico de Análisis Delictual en Chile

1 de diciembre de 2011


En una ceremonia realizada este jueves en el Palacio de La Moneda, el Ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Hinzpeter, junto al Subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, al Subsecretario de Prevención del Delito, Cristóbal Lira, al General Director de Carabineros, Gustavo González, y al ideólogo de la política de Tolerancia Cero en Estados Unidos, William Bratton, lanzó oficialmente en nuestro país el Sistema Táctico de Análisis Delictual (STAD).

Bratton, quien llegó a nuestro país invitado por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, es el impulsor de este modelo que se basa en reuniones de análisis de patrones delictuales con el apoyo de las unidades tácticas y las investigativas, que se viene trabajando desde hace algunos meses junto a Carabineros. Su metodología se basa en un adecuado análisis de los problemas delictivos y el despliegue de estrategias y tácticas efectivas en los lugares y horas precisas.

“Cuando llegué como Ministro del Interior pensé que era un sueño, miraba con sana envidia el funcionamiento del Comstat en Estados Unidos. Lo decía William Bratton, es muy difícil resolver un problema si uno no sabe dónde se produce el problema, quién produce el problema, y cuáles son las formas en que ese problema, o las horas en que ese problema mayor recurrentemente se produce”, afirmó Rodrigo Hinzpeter durante la ceremonia.

Destacando el deseo del gobierno de que chilenos y chilenas vivan en paz y tranquilidad, el jefe de gabinete agregó que “tenemos que tener información sistemática y confiable que nos diga en ese barrio, a qué hora, qué tipo de delitos, quién los comete, bajo qué condiciones y bajo qué circunstancias se producen los hechos delictuales. Así, en las reuniones que STAD supone porque ahí se juntan comisarios, jefes de zona, y gente de la Subsecretaría del Delito, vamos a poder trabajar para enfrentar el problema específico de cada zona geográfica y estoy seguro de que vamos a tener resultados extraordinariamente positivos”.

En este sentido, el jefe de gabinete apuntó a la importancia de las policías en esta labor, la experiencia que poseen en el combate contra la delincuencia y la protección a los chilenos y chilenas. “Nuestras policías han sido los primeros que se han puesto al lado  del Gobierno, para que a su profunda y confiable experiencia se sume la exitosa experiencia que se ha aplicado en otros países del mundo y eso habla de una policía inteligente, de una policía que abre su mirada y la pone en el resto de las experiencias del mundo para decir cómo traigo yo a mí país para proteger a mis ciudadanos, las mejores prácticas internacionales que compatibilizadas con las mejores practicas locales, generan un círculo virtuoso y nos permiten conseguir resultados mucho más exitosos”, señaló.

Esta nueva e inédita forma de combatir la delincuencia en nuestro país, impulsada por el Gobierno, a través de la Subsecretaría de Prevención del Delito y Carabineros de Chile, se basa en la experiencia que en los años 90 se impulsó en Nueva York y que fue conocida como Tolerancia Cero.

El modelo STAD ya ha sido implementado en las seis prefecturas de la Región Metropolitana y se espera poder replicarlo al resto del país durante 2012.

El sistema, que en Estados Unidos fue liderado por el alcalde Rudolph Giuliani, apunta a compartir buenas prácticas, intercambiando información entre las distintas unidades y niveles de Carabineros para hacer más efectivo su actuar.

En este contexto, el rol de los distintos mandos es esencial, toda vez que se le asignan mayores responsabilidades, más información para que puedan tomar decisiones in situ, reuniones periódicas donde se revisan estadísticas y se da cuenta del cumplimiento en los compromisos asumidos para el combate de la delincuencia.

De esta forma, los efectivos policiales tendrán información precisa y oportuna, para que todos sepan qué delitos, dónde, cuándo y quiénes los cometen; facilitando el rápido despliegue de fuerzas policiales de forma concentrada y coordinada, a través de tácticas efectivas que luego permiten su evaluación y seguimiento.

La implementación del STAD implica un cambio en la forma de hacer las cosas, con un foco especial en prevenir los delitos en el lugar y en las horas precisas, reforzando los planes cuadrantes, redestinando los recursos a zonas y horarios de mayor conflicto.

De igual manera, esta nueva forma de abordar la delincuencia implica el uso de tecnología, estadísticas y mapas de delitos; compartiendo entre todas las unidades policiales aquellas buenas prácticas que permiten mejores resultados a partir del cruce de información de bandas, sus fotos, lugares dónde viven, cuáles son sus rutinas, modus operandis, entre otros.

Bajo esta modernización se busca mejorar las primeras diligencias, maximizar los recursos, aumentar la capacidad de gestión, potenciar la figura del carabinero y el liderazgo a todo nivel en la institución, que sea siempre proactivo y que su lógica esté permanentemente centrada en la detección del delito y cómo neutralizarlo, con un claro sentido de urgencia.

Para ello se realizan reuniones programadas entre jefes de unidades de Carabineros y sus superiores para realizar profundas revisiones a los patrones delictuales. En estas reuniones, se discuten tácticas para atacar el crimen, apoyados por mapas dinámicos, tablas comparativas y gráficos de los delitos y se analiza el uso de los recursos policiales con el fin de mejorar procesos; incluyendo no sólo a las unidades operativas, sino también a las investigativas, como el OS-7, el OS-9 y el Servicio de Encargo y Búsqueda de Vehículo.

Su objetivo es entregar los medios para que las estrategias policiales sean más efectivas, dirigiendo los recursos hacia donde realmente se necesitan.

La metodología STAD busca generar liderazgos transversales y roles específicos que van desde el prefecto hasta los carabineros que hace labor en terreno.

Asesoría de expertos: referentes de la seguridad a nivel mundial

Cabe señalar que esta transformación ha logrado tener éxito en otros países, donde se han disminuido los índices de delincuencia paulatinamente y de manera importante y permanente.

Ex altos oficiales de la policía idearon este modelo y lo han implementado en diferentes departamentos policiales de EE.UU. (Nueva York y Los Ángeles, entre otros). Se trata de William Bratton y Louis Anemone, ex jefes de la policía de NY y Michael Berkow, ex jefe de la policía de Los Angeles.

El trabajo que se está desarrollando es financiado por el Banco Interamericano del Desarrollo (BID), que ve a Carabineros de Chile como una institución  ejemplar en la región y cuyo modelo esperan pueda ser replicado en los demás países.

-